Fukuoka: Sembrando Esperanza

Fukuoka: Sembrando Esperanza

El pasado jueves 18 de octubre nos visitaron voluntarios de la Fundación Natura, y compartimos la elaboración de "bombas de semillas", en el marco de la campaña"Bombas de Esperanza" que dicha fundación lleva a cabo con el objetivo de "reforestar las zonas afectadas, de la manera mas rápida y operativa posible, para procurar tener cubiertas la mayor cantidad de hectáreas posible, de las miles de bosque nativo devastado". Agradecemos por permitirnos compartir tan grato momento, y para aquellos que deseen saber un poco más de las actividades y propuestas que Fundación Natura lleva adelante, les invitamos a visitar su sitio web: www.fundacionnatura.org

PERMACULTURA

En el origen de la Permacultura se remonta al año 1970, cuando dos ecologistas australianos, Bill Mollison y David Holmgren, la esperanza de utilizar en la creación de sistemas agrícolas estables.

Esta era su respuesta al uso cada vez más frecuente de métodos agroindustriales destructivos, populares tras la Segunda Guerra Mundial pero que "de acuerdo a su criterio estaban envenenando la tierra ye l agua, reduciendo drásticamente la biodiversidad, y destruyendo billones de toneladas de suelo que anteriormente mantenían paisajes fértiles".

Definición: Es un sistema de diseño para la creación de asentamientos humanos sostenibles, que se basa en la observación de los ecosistemas naturales, junto con la sabiduría ancestral de los pueblos primitivos y el conocimientos científico, que se diseña para producir más alimentos que los encontramos en la naturaleza.

Objetivo: Crear sistemas que sean ecológicamente sanos y económicamente viables, que produzcan lo necesario para satisfacer sus propias necesidades, que no exploten sus propios recursos o los contaminen y que por tanto sean sostenibles a largo plazo.

Principios: La Permacultura no sólo se trata sobre cultivos, sino también una forma de vida. Contiene principios éticos como cuidar la gente o compartir recursos. No trata sólo de obtener alimentos, sino de que las personas trabajen juntas y cuiden unas de otras. Se puede aplicar la Permacultura a todos los aspectos de la vida humana.

¿Qué es el Nendo Dango?

Nendo Dango significa "bola de arcilla" en japonés, y se trata de una técnica de cultivo desarrollada por el japonés Masanobu Fukuoka, quien la inventó como método contra la desforestación. Uno de sus logros más importante fue la reforestación de una montaña desertizada de Japón, convertida en un huerto comestible.

El método de cultivo natural del japonés Masanobu Fukuoka es muy fácil, práctico y económico. Consiste básicamente en mezclar semillas con arcilla. Después hacer bolitas y dejarlas secar (la arcilla protege a las semillas). Una vez secas, se arrojan sobre la tierra. Con las lluvias, la arcilla se deshace y las semillas germinan.

La técnica se puede utilizar en grandes superficies tal y como hacía el maestro Fukuoka o simplemente para cultivar tus propias plantes en jardines o macetas. El sistema de agricultura natural, citando sus propias palabras, "es el cultivo natural basado en una naturaleza libre de la mediación y de la intervención humana".

Germinación

Las bolas se desharán con la primera lluvia intensa, y las semillas comenzarán a brotar, hasta entonces protegidas de los animales y el tiempo.

En la mezcla de semillas se debe incluir semillas del cultivo que se desea hacer, junto a otras plantas (principalmente trébol blanco) que germinarán más pronto y crearán una capa fina que protegerá el suelo de la luz, impidiendo la germinación de hierbas, pero no de cereales o lo que se desea cultivar. Es conveniente agregar un poco de pimienta para evitar que los roedores se coman las semillas.

En lugar de arar o desherbar el campo, lo recubre con restos de las plantas cultivadas en la cosecha anterior, de forma que se crea un compostaje natural, que se conserva la humedad y los nutrientes e impide la proliferación de hierbas no deseadas.

El método de siembra básicamente funciona junto a la naturaleza y no en contra.

Se hace una profunda observación de los procesos naturales en lugar de trabajar mucho. Fukuoka desarrolló su estudio a partir de la intuición de que gran parte de los trabajos que los seres humanos realizamos, hoy en día, para cultivar requieren mucho esfuerzo innecesario, además de ser muy destructivo para el medio ambiente.

Se hace, entonces, hincapié en el no-hacer o intervenir lo mínimo posible, dejando que la naturaleza potencie los resultados en condiciones óptimas de vitalidad. El sistema supone así una visión más amplia de la relación entre procesos agrícolas y fenómenos naturales.

- Principios de trabajo

No arar: de esta forma se mantiene la estructura y composición del suelo con sus características óptimas de humedad y nutrientes.

No usar abonos ni fertilizantes, ni productos químicos: la fertilidad del terreno de cultivo se regenera como en cualquier ecosistema no intervenido.

No eliminar las malas hierbas, ni usar herbicidas: la interacción de las plantas enriquece y controla la biodiversidad de un suelo.

No usar pesticidas: La presencia de insectos puede equilibrarse
naturalmente.

No podar: dejar a las plantas seguir su curso natural.

No regar: es la lluvia la encargada de satisfacer las necesidades
de las plantas.

 

class="span4 sidebar" id="sidebar" data-motopress-type="static-sidebar" data-motopress-sidebar-file="sidebar.php">